Crónica de un taller intensivo sobre técnicas de ilustración

Era mi primera vez. Me lo propuso un grupo de amigos interesados en que les diera un taller sobre distintas técnicas de ilustración. Me seguían en Instagram y querían probar las técnicas que propongo en la Escuela a los alumnos del Ciclo Formativo de Grado Superior en Ilustración. No les dije que no. No sé decir que no.

He participado como alumno en varios talleres similares pero nunca había diseñado un taller intensivo para sólo un día. Nunca había planificado actividades sin antes haber conocido el perfil de los alumnos, su evolución, sus procedencias, sus necesidades, sus expectativas… Estoy acostumbrado a una formación más larga en el tiempo, más pausada, reflexiva… Pero como confiaban tanto en mí al final diseñé el curso que os voy a relatar. No me salió tal y como esperaba pero al terminar me dijeron que les había gustado.

Según me dijeron querían conocer todas las técnicas de ilustración posibles. Lo cual era imposible. Disponíamos de una sala cuyo horario era de 11:00 a 14:00 y de 17:00 a 21:00, es decir tres horas por la mañana y menos de cuatro horas por la tarde (hay que terminar antes para recoger). Me propuse que el taller podría centrarse en una breve introducción a algunas técnicas pero que facilitaría mucho que todos tuvieran los mismos materiales y se me ocurrió que yo les haría con un material básico… o no tan básico, con el que hacer unas pequeñas prácticas. Yo organizo mucho mi material en táperes de plástico, ya que ando con él de casa a la Escuela y se me ocurrió usar el táper como marca para identificar uno de los objetivos del taller, que era el de ofrecer a los participantes una serie de herramientas básicas que se llevarán a casa con el deseo de que continúen trabajando lo que se haya visto en el taller.

Selección de materiales

“Taller de materiales de ilustración: Técnicas para llevar (en un táper)” era el título del taller. Ahora debía diseñar un taller con unos materiales que pudieran caber en un táper.  Me propuse que había que probar el lápiz de grafito, el lápiz de color, la tinta, los rotuladores, la acuarela, el collage, el gouache… Mucho material ¿verdad? Me planteé un listado de materiales que pudieran ser versátiles por un lado, no muy caros, pero que también nos dejen experimentar y mezclar. Todo no iba a caber en un táper así que lo iba a acompañar una carpeta con papeles. Comparto con vosotros (y respondo así a mucha gente que me ha preguntado), el contenido de dicho táper:

MATERIALES del TÁPER
BÁSICO
VERSÁTIL
EXPERIMENTAL
1 cortador bisturí tipo X-Acto
X
X
X
2 gomas de borrar
X
X
1 sacapuntas
X
1 portaminas 0.3 con mina 2H
X
1 lápiz de grafito 2B
X
1 lápiz de grafito acuarelable 4B
X
1 pincel con depósito de agua (13 MM)
X
X
3 rotuladores negros calibrados: 0.2, 0.4 y 0.8
X
1 rotulador negro con punta flexible
X
1 plumilla
X
1 palillero de plástico para plumilla
X
Caja de 12 lápices de colores acuarelables
X
X
X
6 rotuladores acuarelables
X
X
3 pinceles para acuarela/témpera
X
X
1 vaso plegable
X
1 lápiz-cera "China marker" negro
X
1 lápiz-cera "China marker" blanco
X

Como véis hay materiales básicos y esenciales, materiales versátiles y materiales experimentales o que íbamos a usar de manera no convencional. Esta selección estaba motivada en que íbamos a ver técnicas básicas por un lado. También planteaba utilizar materiales versátiles que pudieran tener muchas posibilidades de uso en ilustración, y también quería incluir materiales que nos permitieran probar técnicas más experimentales, motivadoras, con las que poder romper un poco los academicismos y usos estándares de algunas técnicas.

MATERIALES de la CARPETA
BÁSICO
VERSÁTIL
EXPERIMENTAL
1 plancha o alfombrilla de corte (30 x 22 mm)
X
5 hojas de papel de oficina DIN A4, 100 gr/m2
X
X
X
5 hojas de papel para técnicas mixtas DIN A4, 200 gr/m2
X
X
X
5 hojas de papel de dibujo DIN A4, 130 gr/m2
X
X
1 paleta de plástico
X

Después también dispuse de una serie de materiales para compartir entre todos:

MATERIALES para COMPARTIR
BÁSICO
VERSÁTIL
EXPERIMENTAL
Botes de gouache de distintos colores
X
Tinteros de tinta china negra para dibujo
X
Tubos de óleo al agua
X
Barras de pegamento
X
Cinta adhesiva "de carrocero" o "de pintor"
X
X
Cinta adhesiva de oficina
X
Papeles de distintos colores. DIN A4. 80 gr/m2
X

A todo esto hay que añadir mi propio material personal que llevé para mostrar diferencias entre ellos, para darles a conocer otras marcas o variantes; y bibliografía sobre técnicas y álbumes ilustrados en los que se puede apreciar el uso de algunas técnicas y que nos sirvieron para copiar y ver ejemplos.

 

Programación del taller

La propuesta didáctica que realicé, tendiendo en cuenta los materiales seleccionados, iba a ser la siguiente:

  1. El lápiz de grafito.
    1. Exposición de tipos de gomas de borrar, sacapuntas y tipos de lápices de grafito.
    2. Práctica 1: realización simultánea de un ejemplo “dictado” en el que se aplique el grafito de distintas formas: texturas, líneas, difuminados…
  2. La tinta: rotuladores calibrados vs. plumillas.
    1. Exposición de distintos tipos de rotuladores calibrados, características y diferencias con las plumillas. Tipos de tintas.
    2. Práctica 2: realización de un test comparativo de secado y resistencia al agua.
    3. Práctica 3: copia de un fragmento de una ilustración dada realizada a plumilla.
  3. El lápiz de color.
    1. Exposición sobre distintos tipos de lápices de color. Muestra de ejemplos y técnicas.
    2. Práctica 4: elaboración de algún tipo de degradado mezclando varios colores.
    3. Práctica 5: copia de un fragmento de una ilustración dada realizada a lápiz de color.
  4. Rotuladores.
    1. Exposición de diferentes tipos de rotuladores al alcohol y al agua. Muestra de ejemplos y técnicas.
    2. Práctica 6: realización de un degradado mezclando varios colores.
    3. Práctica 7: elaboración rápida de una o varias ilustraciones utilizando un rotulador de color y un lápiz de color.
  5. Materiales acuarelables.
    1. Exposición de distintos materiales solubles al agua. Tipos de pinceles.
    2. Práctica 8: copia de una ilustración dada empleando rotulador/plumilla y lápiz o rotulador acuarelables.
  6. Gouache.
    1. Exposición y muestra de materiales.
    2. Práctica 9: elaboración de degradados y pruebas de transparencias.
  7. Collage y monotipia.
    1. Demostración de creación de monotipias con óleo al agua.
    2. Práctica 10: Elaboración de ilustraciones empleando collage de papeles texturados con las técnicas vistas o con monotipia, con lápiz de grafito acuarelable, lápices especiales, rotuladores, etc, etc…

 

Visto un poco el listado de técnicas y temas a tratar y las prácticas previstas, planifiqué una temporalización en la que las tres horas de la mañana serían para los temas 1, 2 y 3; y las tres horas y poco más de la tarde serían para los temas 4, 5, 6 y 7. Por supuesto esto no fue así. Por la mañana sólo pudimos afrontar los temas 1 y 2 por lo que la tarde la duda estaba entre saltarnos algo, o verlo todo pero a toda velocidad. Hice un poco de todo. Me salté algunas de las prácticas previstas y dejé la tarde apenas en una demostración de técnicas y realización de pruebas de materiales.

Al final se hicieron las prácticas 1, 2, 3, 6, 8 y 9; por lo que dejamos un poco de lado los lápices de colores (sólo hicimos pruebas con los que yo llevé), el lápiz de grafito acuarelable, no diseñamos ilustraciones ni con rotulador (7) ni con collage y otras técnicas mixtas (10), y tampoco quedó demasiado tiempo para la experimentación.

A lo largo del taller de técnicas de ilustración me propuse que los participantes llegaran a los materiales mirándolos con otros ojos, de manera diferente lo que garantizase una mayor motivación y un aprendizaje mucho más abierto. El lápiz de grafito lo introduje a través del collage y aplicándolo difuminado, sin tocar el papel, es decir, de una forma diferente a como habitualmente se emplea. Los rotuladores calibrados los presenté en paralelo con la tinta china ya que estuvimos analizando las diferencias entre ambos, los pros y los contras de ambos materiales, para que pudieran elegir, y realizamos pruebas para apostar por unos materiales u otros en función de su solubilidad al agua, posibilidades, etc, como las que redacté en www.proyectosilustrados.es/… Con respecto a los rotuladores de colores, mostré mi material y presenté una práctica realizada con rotuladores que ya redacté en esta web. Empezamos a manejar otro concepto como el del tiempo de secado, no sólo con la tinta china sino con los rotuladores acuarelables, una herramienta versátil que, al igual que los lápices de color acuarelables nos permiten tener dos herramientas en una: el rotulador o lápiz de color, y la acuarela. Por otro lado ambos materiales: rotulador y lápiz de color empleados sin acuarelar hacen un tándem esupendo que no pudimos experimentar en este taller. El gouache nos introducía de una forma más evidente el concepto de opacidad; y la experimentación iba a venir de la mano de la obtención de texturas a través de los monotipos, del stamping, empleando una de las dos gomas de borrar que se aportaban, y veríamos algunas opciones que nos ofrece el collage, tijeras y pegamento o el uso de materiales experimentales como el lápiz-cera o lápiz chino junto a otras técnicas anteriores. Precisamente esta última parte de la experimentación era la que más me interesaba y al final ha sido la que menos dedicación tuvo.

 

Algunas conclusiones

Este tipo de talleres forman parte de lo que se conoce como educación no formal, un tipo de formación muy interesante,  que puede ser muy especializada unas veces o muy básica otras, y que recogen las necesidades formativas de muchos profesionales de la ilustración o de aquellos que desean formarse en este terreno. Es una formación concreta, de duración corta que no ofrece generalmente ninguna titulación y que es muy seguida por ilustradores o trabajadores que no disponen de tiempo o ganas de enfrentarse a una formación reglada más estructurada y de mayor duración.

Está claro que este taller, tal y como estaba diseñado, sería más adecuado para dos sesiones. No sólo por el hecho de disponer de más horas, sino porque las sesiones separadas por un tiempo de ocio o descanso permiten a los participantes reflexionar, pensar y analizar lo visto el día o días anteriores de manera que las sesiones siguientes puedan llegar a ser más creativas.

Quien mucho abarca, poco aprieta dice el refranero español. ¡Y qué razón tiene! Si se repitiera el taller (que no lo descarto) y se dispusiera del mismo tiempo, sin duda habría que replantearse la estructura y obviamente eliminar técnicas.

Aun así, lo que si que funcionó fue la motivación creada a través de la sorpresa, el formato de taller en el que los participantes disponen de los mismos materiales y que estos materiales son tanto básicos como versátiles. Conseguimos que los participantes accedieran a puntos de vista diferentes que les permitía cierta experimentación. En este grupo había una gran variedad de participantes: Licenciados en Bellas Artes, profesores, ilustradores, estudiantes… y era un reto que les pudiera acercar a técnicas gráficas que no habían visto así que en ese sentido creo que funcionó muy bien.

Debo aprender a decir que no. No al taller sino, en este caso, a la propuesta de ver cuantas más técnicas mejor. Creo haber aprendido a organizar (o a cómo no organizar) un taller rápido e intenso como éste por lo que, a partir de aquí, todo será para mejor. Me han solicitado una segunda parte del taller así que o bien quedaron contentos, o bien se dieron cuenta de que no pudimos ver mucho.

 

Si te ha resultado interesante no dudes en compartirlo:

5 Comments on “Crónica de un taller intensivo sobre técnicas de ilustración”

  1. Hola, me gustaría mucho hacer el taller pero me di cuenta de que es presencial. ¿El curso se hace en qué ciudad? Porque soy portugués, y era muy aficionado a assitir, pero sólo es posible para mí si relativamente cerca de la frontera.
    ¿Ya pensó dar el taller on line? Era optimo.
    gracias

    Tal vez no esté escrito correctamente, Lo siento.

    Vanda Romão

  2. Vuelvo a creer en los Reyes magos!!! Ver ese tupper lleno de materiales…
    Todos nos quedamos con ganas de muuuuuucho más!!! Esperando la segunda parte…

  3. Muy interesante. Creo que demasiado hiciste para tan poco tiempo. Me encantaría ver la parte de los monotipos con más profundidad, creo que eso puede ser un taller completo por sí solo. Seguro que al final lo vuelves a repetir. Aunque no igual. Hubieses necesitado todo el finde de inmersión.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *